derf.com.ar    Lecturas hoy: 109135


     


Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

MISCELáNEAS


18 de octubre: Día Mundial de la Menopausia



Fecha: 16/10/2018   20:00  |  Cantidad de Lecturas: 740

  Por la Dra




Virginia Busnelli, (MN 110351), médica especialista en nutrición y directora del Centro de endocrinología y nutrición CRENYF.
 
La menopausia se define de manera retrospectiva como la ausencia de la menstruación durante un año, secundario al fin del funcionamiento ovárico y precedido durante varios años de lo que se denomina transición menopáusica, momento a partir del cual comienzan los cambios clínicos, biológicos y endocrinológicos que para muchas mujeres pueden pasar inadvertidos y para otras no.
 
A lo largo de la vida reproductiva de una mujer se van produciendo demasiados cambios relacionados con la edad, con su ambiente hormonal y con la etapa de la vida que atraviesan, produciendo constantemente variaciones en el patrón de sus ciclos menstruales, en su fertilidad, en su sexualidad e influyendo consecuentemente en su estado de ánimo y su relación con la comida. La menopausia  influye con supremacía en la vida de una mujer, generando cambios en todos los aspectos de su vida, pero es  importante destacar que ésta es una etapa más de la vida de la mujer y bajo ningún punto de vista debe ser vivida como una enfermedad.
 
Durante esta etapa se produce un aumento de la FSH acompañado de la fuerte disminución de los estrógenos que puede, en algunas mujeres, producir algunos síntomas característicos como las “oleadas insoportables de calor”, sudores nocturnos, alteraciones para dormir, disminución del deseo sexual, alteraciones del humor con cansancio extremo, ansiedad o depresión, dolor de cabeza y en las articulaciones, dificultad para perder peso, entre otros.
 
Varios estudios han demostrado que si existe una fuerte asociación entre la menopausia, la grasa corporal y principalmente el aumento de la grasa intraabdominal con el aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular durante ésta etapa.
 
En las mujeres entre los 38 y 47 años se observa un incremento significante del peso corporal, que continúa elevándose con el avance de la edad. Lo que sucede en las mujeres en ésta etapa es que sufren un desregulación energética por disminución del gasto, es decir, tiene que ver principalmente con que suelen disminuir su actividad física y su gasto metabólico de reposo (por disminución de masa magra), dos factores que favorecen a la ganancia de peso durante éste período. Además, muchas de ellas viven esta etapa con algún tipo de ansiedad que las hace modificar su patrón conductual al comer, favoreciendo el picoteo, la necesidad por lo dulce a la noche, incorporando hábitos nuevos como alcohol o cualquier otro, provocando un fuerte aumento de la ingesta alimentaria.
 
Independientemente del cambio en el peso, la menopausia está asociada con cambios en la composición corporal y en la distribución de la grasa que deriva en un aumento de la grasa intraabdominal. Se ha observado que, un promedio de 0.9 Kg total de ganancia anual de peso corporal se asoció con un aumento de 1.4 Kg de compartimiento graso y reducción de 0.5 Kg de compartimiento magro. Los ovarios pueden influir en éste proceso a través de distintos mecanismos hormonales.
 
Durante esta etapa de la mujer, se observa aumento de la masa grasa corporal y de la circunferencia de cintura. El aumento de la grasa abdominal se asocia con alteración del perfil lipídico, hipertensión arterial, insulinoresistencia, diabetes mellitus, cáncer, artritis y síndrome metabólico.
 
Insisto en que la menopausia no puede ser vista como una enfermedad, una fatalidad o como el fin de la vida sexual de la mujer, sino que debe ser vista como una etapa especial de la vida de la mujer para la cual hay que prepararse y ocuparse.
 
Para la mayoría de mis pacientes, vivir ésta etapa acompañada de su médica, poniendo en marcha la que creo que es la principal intervención, la estrategia preventiva, en cuanto a la detección y el correcto control de los factores de riesgo, la promoción y motivación de una vida activa donde prime el movimiento, provoca un cambio radical en la manera de atravesarla.
 
Generalmente me enfoco en acompañarlas  promoviendo hábitos de alimentación saludables que puedan sostener en el tiempo y ayudándolas para conducir sus impulsos emocionales legalizando el placer de comer, sin grandes prohibiciones pero aprendiendo siempre a elegir y decidir en base a construir un futuro más feliz para ellas, motivándolas para que alcancen a medir y decidir justamente lo que necesitan para lograr un verdadero impacto favorable sobre su cuerpo durante ésta etapa de la vida, ayudándolas a que no queden ancladas en la imagen corporal de hace 20 años e impulsándolas a aceptar las huellas que les deja el paso del tiempo.
 


Fuente:  16 de Octubre de 2018 (Derf)










Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados