derf.com.ar    Lecturas hoy: 169908

     




Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

OCIO


Se inaugurará "Ni vírgenes ni santas· Las otras mujeres del Museo Marc"



Fecha: 07/06/2018   13:53

  Será el jueves 14 de junio en el museo rosarino, con entrada libre y gratuita




 

El Museo Histórico Provincial "Dr. Julio Marc", dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe, invita a la inauguración de “Ni vírgenes ni santas. Las otras mujeres del Museo Marc”. Esta nueva exposición se enmarca en el mes de “Ni una menos” y reflexiona sobre el lugar de las mujeres rosarinas del siglo XIX.

 

La misma tendrá lugar el jueves 14 de junio a las 19 horas. Con entrada libre y gratuita, la exposición podrá visitarse hasta el domingo 19 de agosto de martes a viernes de 9 a 18 h., sábados, domingos y feriados de 15 a 19 h. en el Museo Marc (Parque de la Independencia, Rosario).

 

A través de diversas representaciones ligadas al universo femenino de la época, se muestran la naturaleza de los cambios sociales que se sucedieron. Para dar cuenta de ello, el Museo convocó a María Laura Carrascal (Docente e investigadora del cruce arte y moda – Esc. De Bellas Artes – UNR) y a Sonia Tessa (Lic. en Comunicación Social UNR, periodista suplemento “Las 12” en Página 12 y conductora de radio) a participar de esta exposición, quienes aportan sus miradas y reflexiones sobre el lugar de la mujer rosarina del siglo XIX, desde un enfoque actual. Se exhiben importantes piezas de la colección como pinturas, fotografías, vestidos y accesorios, donados por aquellas mujeres miembros de la elite “patricia” que sentó las bases de la modernización capitalista en Rosario.

 

Posar para la historia (Sonia Tessa)

 

Gestos adustos, sonrisas apenas sugeridas. Las damas de la sociedad rosarina del siglo XIX y principios del XX saben que están posando para el porvenir. Sus privilegios son evidentes incluso para ellas: pertenecen a la elite de mujeres que en 1854 decidieron crear la Sociedad de Beneficencia para fundar un hospital. Se hicieron cargo de la salud de una población que crecía sin límites, y donde muchas otras–la gran mayoría- jamás tendrían la ocasión de ser retratadas.

 

Reírse en público, desafiar las convenciones, las alejaba del reconocimiento social. Eran, también, mujeres aguerridas. Algunas de ellas, llevaba sus convicciones políticas a la vista. Esposas, hijas, señoras. Determinadas por la época a ser beldades que embellecieran las fiestas, a casarse con señores de la sociedad, a criar a sus hijos y recluirse en lo privado, encontraron sus formas –solapadas- de actuar en lo público.

 

Hoy aquellos límites están estallados. Las mujeres van por todo. Esta exposición habilita a preguntarse cuántas de las que hoy salen masivamente a las calles para reclamar por sus derechos se sentirán tributarias de las que fundaron el primer –y único durante décadas- hospital y asilo de la ciudad. Cuánto queda de estas mujeres en las que hoy ríen a carcajadas en cualquier lado, salen de noche, llevan orgullosas su soltería, deciden no ser madres, aman a otras mujeres, se presentan a candidatas a presidentas, manejan su dinero, desafían –o no- al capitalismo, luchan contra el patriarcado.

 

El poder entre el crujir de las sedas y la ondulación de las gasas (María Laura Carrascal)

 

Es 19 de enero de 1870 y en el famoso “Baile de los Peñaloza” —evento realizado en honor a la visita del Presidente Domingo F. Sarmiento a Rosario— se dan cita las mujeres que, por su distinción, dejarán su huella en la prensa local. La mayoría de las retratadas en esta exposición visten de negro y fueron invitadas a esa celebración donde los vestidos de gran “toilet” evidenciaban “toda la elegancia de que es susceptible una dama, iniciada en los secretos de la vida del gran mundo”. Un cronista de la época señalaba el embelesamiento que le generaba el “crujir de la seda rozagante”, la “ondulación métrica de las gasas” y una mujer en particular. Su descripción puede aludir a alguna de las retratadas: “Es un tipo criollo en toda la exaltación de la palabra, morocha, ojos negros, llena de luz de inteligencia su semblante, porte airado, andar elegante y rica de atractivos, sin ser una belleza. Pertenece a un hombre que pronto ocupará un asiento en el Congreso Argentino.”

 

Entre otras cosas, el rol de las mujeres burguesas durante el siglo XIX era demostrar a través de su imagen el poder económico de sus maridos. La riqueza de sus trajes y accesorios se convertían en un código que definía su posición social. Hacia 1830 la silueta retomó las curvas que definían a los atributos que tradicionalmente se exaltaba: cinturas constreñidas, prominencia de busto y caderas. Esto fue posible gracias al corsé, el miriñaque y el polisón, estructuras internas que modelaban los cuerpos y generaban formas ampulosas que limitaban su movimiento. En este contexto fue la reina Victoria de Inglaterra, la mujer más poderosa del momento, quién impuso varias modas como la del color negro, que inició con la muerte de su marido en 1861. Esta soberana manejó su imagen con la misma habilidad que su reino, un poder que para las integrantes de la burguesía se redujo al hogar y a ciertos eventos sociales como el Baile de los Peñaloza.

 

Acerca del Museo Marc

 

El Museo Histórico Provincial de Rosario se inauguró el 8 de julio de 1939, a través de un decreto del gobierno provincial que le dio entidad a la Comisión Honoraria que estaría a cargo de "la creación de un Museo Científico en la ciudad, procurando que contenga secciones de historia natural, de etnografía y de historia". Entonces, su colección ya había sido en gran parte acopiada por Marc y Guido, fundadores y directores entonces de la institución. Las salas del flamante edificio, que mostraba las líneas de diseño arquitectónico que Guido desarrollaría luego en el Monumento Nacional a la Bandera, hacían visible una concepción de la historia nacional que cruzaba de modo particular el pasado indígena, el hispánico y el criollo. El nacimiento de esta colección se reivindica "como fuente para la construcción de un arte nacional y moderno, que consolidara una estética americana".

 

El Museo nació gracias a la vocación museológica del coleccionismo privado de Rosario, pero se consolidó y se transformó en un proyecto de Estado como lo demuestran las sucesivas adquisiciones realizadas por los gobiernos provincial, nacional y municipal apenas decretada su fundación en 1936.El patrimonio del Museo cuenta hasta el momento con unos 27.000 objetos inventariados que conforman una colección heterogénea y extensa, representativa de diferentes períodos históricos, y conformada por piezas hechas sobre una diversidad de soportes y técnicas. Se destacan las colecciones arqueológicas, como la de textiles prehispánicos, sobresaliente por su valor de origen y antigüedad. Asimismo, la colección de arte hispanoamericano colonial es una de las más significativas de Argentina, comprende más de 700 objetos.


 



Fuente:  7 de junio de 2018 (Infocultura)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados